Categoría: ORDENACION DEL TERRITORIO

LA OPORTUNIDAD DEL MAR MENOR

A pesar de que sea difícil asumir que no hay mal que por bien no venga, quizá sea el momento de cambiar el chip y empezar a pensar en positivo en el Mar Menor.

SAN JAVIER_03

Aunque no se quisiera reconocer, es evidente que teníamos en la zona un modelo territorial anárquico, casual y totalmente desastroso e insostenible; con una agricultura contaminante, con núcleos urbanos decadentes, con oferta turística muy poco competitiva y totalmente estacional, con una grave situación de suelos contaminados por la minería y enormes problemas derivados de riesgos naturales; todo ello en una comarca en la que las fuentes de ingresos procedían de la agricultura intensiva, del turismo, de la pesca, de la industria (ligada en muchos casos a las anteriores fuentes) y de los comercios y negocios instalados en cascos urbanos como el de Los Alcázares, San Javier o San Pedro.

Hoy por desgracia tenemos un Mar Menor casi muerto que anula o al menos limita la pesca y el turismo, una agricultura intensiva que teóricamente se va a retirar de la zona (con lo cual las industrias asociadas se tendrán que adaptar), unos núcleos urbanos como el de Los Alcázares que se ha inundado dos veces en tres años y por tanto poco invita a la creación de nuevos negocios y a la inversión en locales en el casco urbano; a esto le añadimos según leo en el periódico que se pretende parar al demonizado “ladrillo”, mi opinión es que no debemos demonizar al ladrillo sino a aquellos que permiten que se ponga donde y como sea, pero bueno, el caso es otra posible fuente de trabajo e ingresos también desaparece.

IMG_6268

Imagen: Restos de destrozos por DANA 2019 en Los Alcázares

A la vista de lo anterior, entiendo que alguien debería preguntarse ¿De qué van a vivir ahora? ¿Hacia qué modelo vamos? ¿Vamos a hacer lo de siempre y nos vamos a esperar a ver qué pasa?…

¿No sería el momento de parar muy brevemente, tomar aire y plantear de una vez por todas un modelo territorial sostenible, eficiente y competitivo?.

El objetivo creo que debe estar claro y debe ser la búsqueda de la calidad de vida, el aprovechamiento de oportunidades, la eficiencia, la sostenibilidad y la competitividad territorial; el objetivo clave es el primero mientras que el resto son a la vez objetivos y medios para conseguir esa calidad de vida; todos ellos se relacionan, complementan y retroalimentan; un entorno sostenible y competitivo crea oportunidades, esas oportunidades fijan población, esa población permite romper la estacionalidad, esa ruptura permite nuevas oportunidades…. y así con todos ellos.

Parece lógico y sencillo de comprender, “sólo” se trata de ordenarlo y para eso existe la Ordenación del Territorio.

Evidentemente la iniciativa privada será la que materializaría el éxito del modelo, pero eso no quiere decir que se deba confiar a la misma el diseño del Modelo Territorial (a las pruebas me remito cuando vemos el modelo creado por los resorts dispersos en el territorio); entiendo que es claramente obligación de las Administraciones la creación de ese modelo al que tender, diseñar el campo de juego, facilitar el camino y crear oportunidades para que el sector privado las aproveche.

La otra opción, la seguida hasta ahora, es la de poner parches, dejar hacer a lo privado “ a ver qué pasa” y si sale mal (como lógicamente ocurre porque el interés siempre será particular y no para la sociedad en general) volver a parchear y seguir esperando a ver si el destino lo resuelve el solito.

Como decía en otras entradas de este blog, la zona pide a gritos la elaboración de una Plan de Ordenación Territorial que mire al futuro, planifique, establezca prioridades, marque los tiempos y en definitiva ordene.

Por desgracia partimos de cero, tristemente tenemos poco que perder en lo que a modelo territorial respecta, contamos con una sociedad sensibilizada que pide que se adopten soluciones… de verdad pienso que sería una pena dejar pasar esta oportunidad de cambiar el rumbo

¿CÓMO SE COME EL PROBLEMA DEL MAR MENOR?

A propósito del Mar Menor leo artículos, declaraciones, entrevistas, cartas abiertas, manifiestos y demás sobre los posibles culpables de la catástrofe; contamos además, por si fuera poco, con el problema de la proximidad de las elecciones generales, con lo cual me parece que la clase política (sin excepción), que es precisamente la que tiene el poder y la obligación de actuar, está más preocupada en proteger su asiento o en ganarlo que realmente en encontrar soluciones.

Cuando buscamos la solución a un problema lo más sencillo para los no genios es buscar ejemplos de casos de éxito; aunque al que le toque decidir no hubiera viajado o no tuviera la capacidad de aprehender lo que ve cuando viaja, lo tendría fácil viendo por ejemplo como era la Ría de Bilbao en los 80-90, cómo se planificó y cómo ahora es el polo de atracción de la ciudad (por cierto Bilbao mejor ciudad europea 2018 en The Urbanism Awards). Independientemente de que te guste que los animales estén en semilibertad o no, vemos como Cabárceno (Cantabria) se planificó y pasó de ser una mina a cielo abierto abandonada a ser el mayor parque de la naturaleza de Europa con 750 Hectáreas, un atractivo turístico que complementa la oferta del propio Santander y se apoya con otros activos como las cuevas del Soplao. Para el que esté interesado, le recomiendo que bucee en internet y vea como se planificó el cambio radical de grandes ciudades como Boston, Berlín, París y otras de menor entidad; en unos casos por necesidad al partir de ciudades destrozadas y en otros simplemente por el deseo de mejorar y de crear polos competitivos, sostenibles y con calidad de vida; pero todos con un elemento común de cambio… tenían un problema o querían aprovechar una oportunidad, se planificó y se consiguió.

BILBAO_01

Fte: https://www.deia.eus

BILBAO

En nuestra Región, y concretamente en la Comarca del Campo de Cartagena, teníamos una minería no planificada, se abandonó y ahora tenemos suelos contaminados en entornos urbanos, áreas desbastadas y metales pesados que llegan al Mar Menor con las lluvias; teníamos una industria química no planificada junto a la ciudad de Cartagena, la industria se fue y ahora nos quedan los terrenos contaminados; tenemos entornos urbanos a orillas del Mar Menor no planificados, el resultado es por una parte una oferta turística con una competitividad muy muy baja y por otra graves problemas derivados de inundaciones por no respetar las zonas de influencia de las ramblas; tenemos una agricultura intensiva no planificada ni vigilada con lo cual ahora tenemos los problemas que todos conocemos sobre los vertidos al Mar Menor; tenemos una serie de urbanizaciones residenciales aisladas no planificadas que ahora en gran parte constituyen pueblos fantasmas que no sólo no aportan nada positivo a nuestra imagen de marca si no que más bien lo hacen de forma negativa.

En nuestra Región sencillamente la planificación no ha existido, no se ha creído en ella ni en la ordenación del territorio y mucho menos en la importancia del paisaje… y ahora tenemos el claro resultado.

Intentando ser positivos, porque para ser negativos ya hay cientos de artículos, vemos un resumen de lo que esta comarca ofrece; tenemos una red de autovías y carreteras de gran capacidad, tenemos tren, tenemos aeropuerto, tenemos un gran puerto de mercancías y otro de cruceros, tenemos una laguna salada en la que se pueden practicar deportes náuticos durante todo el año, tenemos un sitio único como la Manga del Mar Menor, tenemos una infraestructura urbana existente, tenemos unos fondos de buceo impresionantes, tenemos un know-how agrícola y de aprovechamiento del agua puntero en el mundo, tenemos una serie de campos de golf ejecutados, tenemos amplias zonas destinadas a logística, tenemos la zona industrial de Escombreras ….. ¿ De verdad de todo esto no podemos sacar nada en claro ¿ ¿Es lógico que de todas esas potencialidades tengamos el desastre que tenemos ahora mismo?

muelle

Fte: http://www.nikonistas.com/

No es lógico ni racional, pero es muy fácil de entender cuando no se cree en la planificación, cuando para los que tienen el poder de decisión la expresión “Ordenación del Territorio” suena a atadura, límites, impedimentos o simplemente a que es algo demasiado complejo; efectivamente es algo muy complejo, pero creo que estamos viendo que el problema no es precisamente leve con lo cual la solución tampoco será sencilla.

Veo estos días distintas declaraciones de las diferentes administraciones implicadas en el tema, que si Costas del Estado va a hacer una revisión del Dominio Público, que si Confederación va a incrementar el control, que si el SEPRONA va a inspeccionar, que si los Ayuntamientos y las distintas Consejerías de la CARM van a adoptar medidas… y de nuevo veo que volvemos a NO PLANIFICAR, vamos de nuevo a ir intentando tapar heridas sin afrontar el problema general de la Comarca; cuando tenemos gripe nos duele la cabeza, la garganta y las articulaciones, si nos quitan el dolor de cabeza estupendo… pero sigo sin poder tragar ni moverme, sigo sin estar bien, ¿Por qué no aspirar a tener un territorio en plena forma? Si vamos tomando medidas aisladas sin un objetivo planificado el resultado será el de siempre, fruto del azar y a las pruebas me remito que no nos está yendo nada bien.

Cuando se planifica una acción tiene una consecuencia en el resto de variables, si no se planifica esa consecuencia puede ser buena, mala o inexistente, seguimos perdiendo oportunidades… ¿Cómo afectará el control de vertidos al turismo? ¿Influye realmente el posible cambio de modelo agrícola en la economía regional o comarcal? ¿Es viable un cambio de modelo? ¿Qué necesita ese cambio de modelo? ¿Cómo lo podemos impulsar? ¿Cómo se puede retroalimentar? ¿Qué relación hay entre la Sierra Minera y el turismo de costa del Mar Menor? ¿Qué relaciones se podrían potenciar? ¿Qué cambiará en los núcleos urbanos hoy en decadencia con las medidas que se adoptan?… ¿Hay alguien que tenga respuestas a estas preguntas?.

Me temo que no, y no porque seguimos sin planificar.

La respuesta la tenemos en nuestra Ley del Suelo, se llama Plan de Ordenación Territorial, y sirve según el texto normativo para “La ordenación integrada de ámbitos subregionales, comarcales o supramunicipales, mediante la coordinación de las políticas sectoriales y urbanísticas de interés regional, para un desarrollo equilibrado y sostenible del territorio y la ejecución de infraestructuras generales” ¿Por qué no lo ponemos en práctica? ¿Por qué no se redacta ese Plan que dé respuesta a las mil preguntas que nos planteamos?; los detractores de este sistema dirán que conlleva una tramitación muy larga … pues habrá que diseñar los mecanismos políticos y legales para acortarla; también dirán que no sirve porque se necesitan acciones inmediatas… estoy de acuerdo, habrá que tomar medidas cautelares, pero sin perder de vista un objetivo planificado; se alegará que se afectan derechos adquiridos… es cierto, se busca el interés común igual que cuando se expropia para el trazado de una autovía por ejemplo, por tanto habrá derechos que estarán afectados, igual de afectado que está ahora el valor de las viviendas de Los Nietos o los Urrutias.

Por último, mi amigo marino siempre dice que si en un barco hay dos capitanes el barco se hunde, creo que lleva toda la razón del mundo y en este caso creo que ocurre lo mismo, es evidente que todos los sectores y administraciones tienen que participar en el necesario proceso de regeneración de la Comarca, pero si cada uno decide unilateralmente las acciones a emprender, los plazos, la financiación, etc… el desastre o al menos la ineficiencia están asegurados.

Como decíamos no es en absoluto sencillo es muy complicado, pero creo que a grandes problemas grandes soluciones, el que busque una solución sencilla, a corto plazo, económica, que mantenga los derechos de todos intocables y que no moleste a nadie, de verdad que se dedique a otra cosa por el bien de todos.

Como de desastres ya tenemos cargada la retina, dejo aquí unas imágenes que espero sirvan constructivamente para animar a pensar que merece la pena ponerse manos a la obra de una vez y empezar a planificar y actuar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Para qué sirve la Ordenación del Territorio?

La Ordenación del Territorio podría haber sido útil cuando la minería era una gran fuente de riqueza en nuestra Región de Murcia, había que potenciarla como fuera, reduciendo costes y sin importar los daños colaterales…., pero no se utilizó y el resultado  lo vemos en la Bahía de Portman  o en el entorno de las poblaciones de La Unión o de Mazarrón, terrenos en los que ni las más dura de las malas hierbas es capaz de germinar; la minería se acabó y allí quedó el resto.

portmanminas

También podría haber servido cuando la industria era el motor económico de Cartagena, había que producir a toda costa, ¡Era el pan nuestro de cada día de numerosas familias! ¿Cómo hacerlo? … Como fuera, lo importante seguía siendo producir al menor coste…. pero tampoco era por lo visto el momento de preocuparnos de temas “secundarios” como la ordenación del territorio o el paisaje; la industria se fue y nos queda esos paisajes marcianos de suelos contaminados que nos reciben al llegar a la ciudad.

DOCU_VERDAD

Terrenos de Zincsa (Cartagena). Fuente: Sureste diario

Hace muy pocos años, cuando el progreso y el modelo económico era el del sector inmobiliario, teníamos las “lecciones aprendidas” o al menos ejemplos en los que mirar, pero de nuevo volvimos a obviar aquello de la Ordenación Territorial, volvemos a edificar donde sea y como sea, sin un modelo ni una estructura o planificación que lo sustentase;  como es lógico se hunde y nos quedamos con barrios fantasmas, terrenos baldíos, urbanizaciones inhabitables por su desconexión e infraestructuras e inversiones muertas antes de nacer.

DSC_0060

Ahora nos toca el turno de la Agricultura, ese motor económico que nunca ha cesado en nuestra Región, y ahora lo que toca es que ese sector sea precisamente el “intocable”, ahora podemos plantar lo que sea, como sea y donde sea; ¿las consecuencias para mañana?…da igual, ahora hay que fomentar ese sector, hay que maximizar beneficios para que sea una inversión atractiva y se genere actividad… me parece muy bien, pero ¿a cualquier precio?.

El verano pasado vimos como el Mar Menor “entraba en coma” y esta primavera vemos como lo que toca es rematar su entorno paisajístico con el plástico (en zonas en las que la norma no lo permite)…. Pero da igual lo que hay que hacer es producir, producir y producir. Los mercados cambiarán en unos meses, años o décadas, da igual pero al final cambiarán, y en ese momento ¿Qué quedará? ¿Tendrá capacidad de respuesta el territorio?… La historia dice que no.

IMG_1021

Es evidente que la solución no es fácil, son multitud de factores a tener en cuenta al mismo tiempo en un sistema complejo que debe mantener su equilibrio para el “pan” de hoy y sostenibilidad para el de mañana; pero también está claro que la tradicional postura de no afrontar el problema por su dificultad o anclarnos en el “ya veremos” trae consigo consecuencias muy graves y nos lleva a puntos de no retorno.

¿Llegará el momento en el que el sector porcino sea el motor de nuestra economía? ¿Qué pasará entonces?….

 

LA ANARQUÍA DEL MAR MENOR

Llevo muchos días leyendo artículos,  viendo fotos y comprobando in situ la proliferación del plástico en el entorno del Mar Menor; veo como mucha gente da su opinión sobre si está bien, está mal, si debe primar el interés agrícola o el turístico, etc… Resulta curioso porque pienso que en un país civilizado  debe ser más sencillo que todo esto, creo no se trata de una opinión; simplemente pienso que se trata, bien de cumplir las normas y leyes aprobadas, bien de derogarlas; pero tener leyes y normas de adorno o de aplicación sólo en determinados casos, la verdad es que no lo entiendo.

13

Entorno del Mar Menor (Año 2012)

La zona que ahora se está cubriendo de plástico se encuentra incluida, desde 2004 (13 años),   dentro de las Directrices y Plan de Ordenación Territorial del Litoral de la Región de Murcia como “Área de Protección de las Cuencas Visuales del Mar Menor”; en dicha norma aprobada y vigente habla de la necesaria protección de sus valores y se indica que la agricultura intensiva en esa zona estará condicionada por lo que diga la Ordenación Territorial y Sectorial y la Planificación Municipal; como la Ordenación Territorial no dice nada nos vamos a la Municipal y vemos que la zona se clasifica como Suelo No Urbanizable de Protección Especial “Franja Costera del Mar Menor” y en la norma nos dice que se admiten las instalaciones agrícolas QUE NO SUPONGAN UN DETERIORO PAISAJÍSTICO.

Es decir tenemos normas que nos dicen por activa y por pasiva que hay unos valores que proteger, tenemos leyes que en teoría se ocupan de ello, hacemos caso omiso de esas normas y leyes y nos dedicamos a discutir ahora sobre si está bien o está mal…. No lo entiendo. Si queremos vivir en la anarquía normativa vale, pero no gastemos más fondos públicos en hacer estudios y planes para guardarlos en un cajón y lo que es peor, no hagamos normas para sólo aplicarlas en determinados casos.

SE VENDE HUMO A DOMICILIO

Captura

Desde hace días y después de comprobar el desastre ecológico y económico del Mar Menor, veo como los mismos políticos (gobierno y oposición) que han permitido que lleguemos a este punto llenan los medios de mensajes sobre participación pública en las Estrategias del Mar Menor y de La Manga,…. “participa”…”tu opinión es importante”….”contamos contigo”… etc, etc, etc…

Tengo clarísimo que tener en cuenta la opinión de la población en un proceso territorial estratégico no es sólo importante, es más bien imprescindible; pero emplear los procesos de participación conforme se está haciendo creo que es sencillamente vergonzoso….. “le damos a elegir entre diez proyectos y usted escoja tres de ellos”….lo dicho… vergonzoso.

La participación es parte esencial en el génesis de la estrategia ¿Qué echas de menos? ¿Qué te molesta? ¿Qué te gusta? ¿Qué mejorarías?… y a partir de ahí un equipo de profesionales será el que diseñe la estrategia que culminará en proyectos o en líneas de actuación.

Los diez proyectos que se plantean como “elegibles”, ¿Tienen el mismo peso en la transformación del modelo territorial? ¿Generan los mismos efectos de retroalimentación? ¿Sobre qué vectores territoriales inciden? ¿Sobre qué funciones urbanas? ¿A qué modelo territorial tienden?; y lo peor de todo ¿A alguien del panorama político le importan las respuestas a las preguntas anteriores?, yo creo que no, lo importante en este momento y ante la vergüenza generada por no haber hecho su trabajo durante muchos años es trasmitir la imagen de “nos hemos puesto manos a la obra” y además “contamos con tu opinión”…. es alucinante ver como no aprendemos de los errores del pasado muy reciente y una y otra vez seguimos inmersos en un sistema en el que la planificación no existe realmente, los valiosos estudios se guardan en un cajón por no ser políticamente correctos u oportunos y lo que prima es únicamente la idea feliz y la foto de portada generadora de votos.

¿Existen fondos para las actuaciones que se proponen? ¿Cuál es el horizonte temporal? ¿Cuál es el orden prioritario? ¿A qué responden?…. Si no lo saben dejen por favor de vender humo y pónganse a hacer lo que deberían haber hecho hace mucho tiempo…..TRABAJAR.

 

 

UN RESPETO… AL MENOS A LOS ELEMENTOS

En una tierra como Murcia en la que se conoce qué tipo de plantación se puede plantar en cada tipo de parcela y todo el mundo tiene claro que hay lugares donde sencillamente NO SE PUEDE plantar;  en un territorio de  tradicionales riadas y desbordamientos donde hasta los niños saben que cuando hay tormenta no te debes acercar a las ramblas; llegó el desarrollo urbanístico como motor de la economía, borró del diccionario la frase “NO SE PUEDE” y de forma totalmente prepotente asumió el mensaje publicitario de ADIDAS …”impossible is nothing”.

Como impossible is nothing,  un terreno como el de las dos primeras fotografías puede ser apto para ser urbanizado (y como tal se clasifica por la Administración), como impossible is nothing  esa zona es apta para ser habitada y se construyen las viviendas que vemos en las fotografías 3 y 4.

020

 

040

035 041

 

Cuando se inicia el procedimiento no se trata de comprobar realmente si se puede o no, ya está decidido que se va a hacer, se trata entonces de darle forma o de “vestir la mona”…. ¿Alguien me puede poner ejemplos de grandes proyectos que no hayan salido adelante por condicionantes ambientales o de protección por desastres naturales?… yo conozco muy pocos…. o ninguno. Los posibles riesgos son salvados por las famosas medidas correctoras, medidas por otra parte diseñadas en base a simulaciones, estimaciones y modelos predictivos; herramientas todas ellas muy válidas cuando no hay más remedio que actuar en determinadas zonas o estamos ante una preexistencia; métodos que en virtud de la pericia de sus autores reducirán el riesgo en mayor o menor medida… pero he dicho “reducirán” no “eliminarán” y por tanto frente a la “tormenta perfecta” nunca tendremos el 100% de seguridad.

¿Era necesario asumir ese riesgo por pequeño que fuese? ¿No era posible otro emplazamiento?

Pues bien, como impossible is nothing, no ha sido imposible que las medidas correctoras fallasen y lo que muestro en el vídeo (Fte: Diario La Verdad) es lo que ha ocurrido esta tarde….

resizer

¿Ahora qué hacemos?

LA DESHUMANIZACIÓN DEL URBANISMO

DSC_0429

Dice el diccionario de la RAE que “urbanismo” es el conjunto de conocimientos relativos a la planificación, desarrollo, reforma y ampliación de los edificios y espacios de las ciudades.

Dice la opinión pública (e incluso algún magistrado) que “urbanismo” es sinónimo de “pelotazo y corrupción”, lo cual en este país es tristemente cierto en innumerables casos.

Dice la RAE que “medicina” es la ciencia y arte de precaver y curar las enfermedades del cuerpo humano.

Comparando las definiciones de “urbanismo” y “medicina”, me planteo un primera duda,  en la explicación del segundo término queda muy clara cuál es la finalidad (precaver y curar las enfermedades del hombre), pero no veo una definición de la finalidad en el concepto de urbanismo, dice a qué nos dedicamos pero no para qué….. quizá ese sea el origen del problema.

Ordenamos, planificamos, reformamos, etc… ¿para qué? ¿cuál es la finalidad? ¿qué objetivo buscamos?….¿que me “quepa” el aprovechamiento? ¿que los coches pueden circular libremente? ¿que la conexión con la autovía sea lo más rápida posible? ¿que pueda encajar con calzador los estándares de zonas verdes?…. ¿y qué pasa con el cliente? y no me refiero al político que paga la factura, ese es el que maneja el dinero del verdadero cliente y receptor del servicio, la sociedad; ¿en qué parte del proceso la hemos considerado?.

Dice la OMS que la calidad de vida es la percepción que un individuo tiene de su lugar en la existencia, en el contexto de cultura y del sistema de valores en los que vive y en relación con sus expectativas, sus normas y sus inquietudes.

Por otra parte, se asume que las variables que intervienen en ese complejo concepto de “calidad de vida” son bienestar físico, social, material y emocional, así como el desarrollo personal; ¿puede el urbanismo influir en dichas variables?, evidentemente SI; podemos mejorar el bienestar físico en un entorno planificado, podemos potenciar formas de vida saludables, podemos fomentar desde el diseño de nuestras ciudades la relación social, podemos hacerlas más competitivas, podemos hacer crecer el sentimiento de apego, la sensación de seguridad por pertenencia a un conjunto valorado positivamente y en definitiva el desarrollo como seres sociales.

¿Qué ocurriría si nos olvidásemos de la definición fría y escueta de la RAE y consideráramos el urbanismo como algo así: “Ciencia y arte de la planificación de las ciudades cuyo objetivo es la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”?

¿Qué ocurriría si en cualquier plan urbanístico además de las engorrosas justificaciones matemáticas tuviésemos que justificar cómo hemos considerado a los ciudadanos? ¿qué les aportamos? ¿cómo tratamos de mejorar su calidad de vida?….. ¿Algo cambiaría no?.